Menú

El asana para el yo interior y no para el cuerpo

En la práctica del asana buscamos que los órganos de percepción ( los sentidos) y de acción ( extremidades, manos, piernas, boca etc) queden inmóviles y penetren hacia el interior del ser para de esa manera empezar a observar la postura mental y el movimiento de nuestros pensamientos.

A priori la práctica física puede parecer un trabajo puramente externo, pero a medida que nos hacemos más conscientes de nuestro cuerpo y empezamos a trabajar con la respiración, el espacio y el silencio interior aumentan y aprendemos a estar en calma tanto en los buenos y los malos momentos de la vida.

La definición de asana es la de » Sthira Sukham asanam». «Sthira» se refiere a la estabilidad y firmeza que un asana debe de tener y «sukha» signica buen espacio o al estado de bienestar en el que estamos libres de obstáculos. Cuando empezamos a buscar estos dos elementos en la ejecución del asana es cuando empezamos a entrar en el estado meditativo.